domingo, 25 de abril de 2010

Estos son mis miedos

¿Recuerdas todo aquello que no te conté? Creo que hoy te lo contaría. Pero hoy no estás aquí y no puedo contarte nada. Me dedico a escribir, porque últimamente escribo todo lo que diría y no puedo.

Hay cosas a las que no tengo miedo, aunque todo el mundo pueda tenerlo, aunque por norma general den miedo. A mí me dan miedo otras cosas que quizá no entiendas.

A mí me da miedo estamparme con una pared sin que el golpe tenga sentido alguno, me da miedo caerme cuando ya he subido un poco y sobre todo cuando me daba tanto miedo subir; me da miedo cruzarme contigo y que apartes la mirada, pero me da más miedo aún que me sonrías; me da miedo que no me hables y que lo hagas, me da miedo esperar porque pienso que ya no hay nada más que esperar; me da miedo repetir otra vez el mismo error y me da miedo saber que no hay error que repetir, porque no fue un error.

A mí me da miedo conocerte, porque significaría que serias alguien importante y eso a veces asusta. Me da miedo que algún día llegues a entender todo esto que escribo, y también me da miedo que nunca lo entiendas. Me da miedo que a veces tú puedas tener miedo, porque el miedo paraliza y si te paras todo acaba. Me da miedo no superar mi miedo, por eso siempre sonrío y finjo no tenerlo, así puede que sea capaz de plantarle cara;  me da miedo que pienses en mí, pero tengo más miedo a que no lo hagas.

A mí me da miedo el pensar que si lees esto, te lo tomes al pie de la letra, porque no es tanto el miedo a nada, y también me da miedo, sin embargo, que no entiendas el significado de cada palabra. Me da miedo que puedas preguntar y me da más miedo la respuesta que yo pueda dar. Me da miedo contarte todo lo que te cuento, pero seguiré contando porque, aunque con miedo, inevitablemente, pienso en ti…

No hay comentarios:

Publicar un comentario