sábado, 24 de abril de 2010

Suficiente

Esta noche es una de esas noches en las que quiero escribir tantas cosas, que no puedo escribir nada; aún así esta noche es distinta…

Prefiero no pararme a pensar, porque no tiene sentido pensar cuando no sabes en qué piensas. Así que hoy no pienso, solo escribo.

Sigo escuchando la misma melodía de siempre, sea cual sea, todas inspiran, aunque no necesite la inspiración para saber qué contarte, para saber qué decirte.

Esta noche te digo que por una vez el cielo no se nubló, siguió lleno de luz. Que la mayoría de veces esta vida no es tan seria como queremos hacerla ver, porque mañana todo puede ser distinto.

Te diré también que el tiempo es relativo, la cantidad de tiempo solo depende de ti; si algo dura mucho o dura poco dependerá solo de lo que tú entiendas por mucho o por poco y de lo que verdaderamente signifique cada cosa en su momento para cada persona.

Te diré que la vida dará vueltas, aunque ya lo sepas, y que no sabrás siquiera que pasará mañana, no sabrás siquiera que pasará en las próximas dos horas. Todo puede dar un giro de 180 grados, para bien, para mal o para quedarte en otro punto sin que suponga algo bueno o malo, solo un cambio.

Porque un año puede parecer un momento, porque un mes puede parecer una eternidad, porque todo puede cambiar en un segundo, porque un segundo será suficiente… suficiente para todo.

Suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario