jueves, 27 de mayo de 2010

Gritaría

Sin saber qué hacer, perdida en un mundo que aún no sabe controlar y que seguramente no sabrá controlar nunca. Se levanta de la silla en la que siempre se sienta cuando quiere ver pasar la vida, se tumba en la cama, los ojos bien abiertos, mirando al techo, imaginando en él un cielo de estrellas y una luna llena que dé la suficiente luz como para verlo todo con claridad.

Se pregunta por él, que hará, que dirá, que pensará y sabe que una minúscula parte estará pensando en ella, tan minúscula que la hace dudar. Recuerda que esa duda es lo peor que tiene dentro de sí misma, y en ese momento le gustaría llorar… pero no tiene el sentimiento necesario, supone que porque en el fondo aun no tiene una vida girando en torno a él ó quizá porque en el fondo piensa que un día la tendrá y eso le da una cierta seguridad.

Se levanta de la cama, de repente, un poco mareada, no sabe si por las vueltas de su cabeza en el remolino de pensamientos o porque los movimientos bruscos siempre la dejan trastornada unos segundos. Se mira en el espejo, tiene el pelo un poco alborotado y en sus ojos aún quedan restos de maquillaje. En ese momento, vuelve a acordarse de él (en realidad nunca dejó de pensar en él) e imagina con una sonrisa un tanto irónica en su cara, qué pensaría si la viese ahora, completamente desaliñada, con una camisa bastante mal colocada y un pantalón corto que lo único que puede decir acerca de ella, es que no soporta el calor siendo finales de mayo aún.

Imagina que lo tiene en enfrente, solo un momento, el suficiente para contarse como ha ido el día, entre risas, el suficiente para que le dé tiempo a reírse de sus pintas en esta tarde-noche, el suficiente para intentar inútilmente tranquilizarse,  el suficiente para decirle adiós una vez más. Luego, se alejan.

Vuelve a mirarse en el espejo, volviendo así de sus ensoñaciones, y de repente… no entiende el  motivo, quizá no lo tenga, pero ahora que se alejan lo resumiría todo gritando; ahora que se alejan gritaría que le quiere… Ahora que se alejan, gritaría un te quiero…

2 comentarios:

  1. Jajajaja, bueno... espera... que no tenía previsto escribir ni una parte 1 hasta que ha estado escrita, no me ha dao tiempo a pensar siquiera si va a ser continuado jejeje.

    ResponderEliminar