domingo, 13 de junio de 2010

¿Qué me creo?

El mundo de hoy es un mundo difícil… quizá el mundo siempre ha sido un mundo difícil. Quizá sus dificultades solo nos las encontramos ahora ó quizá sea ahora cuando nos damos cuenta de ellas.

La gente habla, dice, escucha, oye y vuelve a hablar (sobretodo, la gente habla); una y otra vez esta sucesión de acciones se repite. Cuando llega al final, si es que alguna vez llega, todo puede ser absolutamente incierto. Y ahora…

¿Qué me creo?

En ocasiones, lo único que tenemos es la confianza. No podemos juzgar si algo es verdad o no, simplemente podemos escuchar, y creer o no basándonos en esa confianza. Y a veces resulta difícil… A veces no sabemos si conocemos de verdad  a personas que han estado tanto tiempo con nosotros y podemos desconfiar; si hacemos bien o no con eso, es posible que nunca lo sepamos. Y ahora…

¿Qué me creo?

Los demás nos traicionan y nosotros también traicionamos; los demás nos decepcionan y nosotros también decepcionamos; lo peor es que nos decepcionen sin saber siquiera si hay algo de cierto en lo que escuchamos. Lo peor es que decepcionemos sin hacerlo en realidad. Y ahora…

¿Qué me creo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario