lunes, 21 de junio de 2010

¿Qué será de ti, amor?

¿Qué será de ti, amor, cuando todo acabe? ¿Qué será de ti, amor, cuando estés solo?
¿Qué será de ti, amor, cuando la recuerdes? ¿Qué será de ti, amor, cuando la olvides? 
¿Qué será de ti, amor, cuando en las noches anheles el susurro de su voz? ¿Qué será de ti, amor, cuando te despiertes pensando en ella? 
¿Qué será de ti, amor, cuando por un beso suyo dieses todo lo que tienes? ¿Qué será de ti, amor, cuando esté lejos? 
¿Qué será de ti, amor? ¿Qué será de ti?

Nada serás sin ella, la mitad de algo que no existe, esa parte incompleta de la que no podrás deshacerte. Como el día sin la noche, como el sol sin la luna, como el blanco sin el negro, como la alegría sin la tristeza, como tú sin mí.

Y ya nada tendrás que perder, porque todo estará perdido, nada tendrás que ganar si la dejas escapar. En un sueño, en mitad de la noche, querrás atraparla, abrazarla fuerte y no soltarla; cuando te acercas, desaparece entre tus brazos, se convierte en aire y quedas vacío en la penumbra de tu soledad, sin nada alrededor, porque no hay nada sin ella, porque ella lo es todo.

Los fantasmas te perseguirán, entonces despertarás y preferirás volver al sueño, porque hay fantasmas peores al despertar sabiendo que ya no está.

Como el amor sin la locura, como tú sin ella, como tú, amor…

Ve tras ella y volverá. Y ahora duerme, amor. Sueña. Despierta a su lado. Escucha su aliento. Siente su cuerpo junto al tuyo y siéntete completo. La mitad de todo, la parte completa de ti. Los fantasmas se esfuman, ella está aquí.

Porque dicen que el amor sin locura, no es amor.

Porque no eres nada, amor, sin ella. Porque no eres nada, amor, sin la locura. Porque la locura es la mitad de tu todo. Porque prefiero volverme loca por ti, a tenerte sin locura y que un día al despertar desaparezcas de mi lado. Porque quiero perder la cordura por ti, porque creo perderla sin ti. Porque, amor, no eres nada sin mí. Porque amor, yo no soy sin ti. Porque soy locura y tú amor… 

Ahora duerme mi niño, ya nada te molesta. Ahora duerme, amor.

3 comentarios:

  1. Mami el negro está rabioso quiere pelear conmigo decírselo a mi papa!!!
    Broma!!! Es muy bonita. Estas inspirada eh? :)

    ResponderEliminar
  2. Mami, yo me acuesto tranquila
    Me tapo de cabeza y el negro me destapa!!!

    Gracías!! El comienzo de verano me ha sentado bien!!

    Con lo que a mí me ha gustado cuando ha estado escrita y las cosas que me dices!! aiinnss...

    Mamí que será lo quiere el negrooo...

    Se le perdió la gracia a la entrada, ahora nadie sabrá a que viene la canción y nadie entenderá nada... mejor así :D

    ResponderEliminar
  3. Nooo no pierde la gracia jo! Solo fue un apunte que me vino a la mente jaja

    ResponderEliminar