martes, 3 de agosto de 2010

"Muchos poquitos"

¿Y qué si este mundo da vueltas? ¿Y qué si ni yo misma se lo que quiero? ¿Y qué si no puedo controlarlo todo?

Maldito mundo loco, que en una semana es capaz de dar una vuelta a la tortilla que hace un mes no imaginabas. Aún así… me gusta.

Porque la vida sigue siendo imprevisible, porque yo también lo soy. Porque, al fin y al cabo, por mucho que yo quiera tenerlo todo controlado, no puedo y nunca podré, ya debería haberlo aprendido y porque quizá… ese sea el encanto de vivir.

No puedo saber cuál será mi destino, aunque lo intente… tú tampoco puedes saber cuál es el tuyo; todo porque simplemente, un día te acostarás y cuando vuelvas a la cama al día siguiente, puede que ya nada sea igual.

Porque sin saber cómo, te ves sonriendo a ti misma delante del espejo y cuando te preguntas la razón, no puedes evitar reírte; porque en el fondo suena ridículo, porque ni tú misma te crees lo que ves y lo que sientes, porque nunca puedes decir nunca y porque...

Porque no, no tengo nada claro, pero me gustaría saber si puedo llegar  a tenerlo; porque quizá, una vez más, sea hora de cerrar ojos, no pensar y saltar.

Porque en esta vida, se puede ser feliz con muy poquito; y últimamente, mi vida está llena de muchos “poquitos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario