lunes, 16 de agosto de 2010

Sólo es la vida... sólo eso

Imposible es escribir todo lo que podría escribir ahora. Imposible es contar todo lo que tengo en mí. Imposible…

Porque a estas alturas de la película, no puedo saber cuál es el final, porque el medio ha cambiado tanto… no, no ha cambiado, en el fondo se sabía que todo llegaría a este punto, un día u otro, muy en el fondo…

Y quisiera decir tantas cosas, que no diré ninguna. Se quedaron tantas por decir… quizá otro día, en otro momento. No es suficiente una noche, no será suficiente un día… mejor.

Y hoy, solo quiero pensar en hoy, porque el mañana es demasiado inseguro para hacer planes, ha quedado demostrado después de tanto tiempo.

Dejar la cabeza a un lado, olvidar que existe, intentarlo al menos; cerrar los ojos y buscar en ese lugar que llaman corazón… solo eso. Y el resto, ya no importa.

Olvidar los miedos, aunque todos los tengan; no quiero saber qué voy a encontrar, quiero encontrar lo que nunca pueda imaginar.

Porque cuando la vida da un giro de 180º es difícil distinguir el cielo del suelo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario