viernes, 24 de septiembre de 2010

Otoño

Y ahora llegó el otoño. Justo ayer. Y sí, llegó porque la lluvia no paró y eso es símbolo inconfundible de que esos meses en los que la vida parece distinta, se acabaron. Por suerte, este otoño veo la lluvia de un modo distinto. Y lo prometido es deuda, así que llegó el momento de hacer balance de un verano muy especial.

Sería difícil hablar sobre todo eso que siempre me gusta hablar: enseñanzas. Es que este verano, no me ha enseñado mucho, mantengo las mismas enseñanzas y las mismas cosas aprendidas que hace tres meses. Este verano, me ha hecho sentir.

Me ha hecho sentir que siempre hay algo esperando, que la vida no se acaba donde imaginabas.

Me ha hecho sentir que hay veces en las que buscas algo importante, y estás tan ciego que no eres capaz de ver que ese algo está a tu lado.

Me ha hecho sentir que podrás negarte millones de veces todo lo que llevas dentro, pero un día, sin más remedio, tendrás que aceptarlo, porque de lo contrario pasarás una vida preguntándote qué hubiese sido.

Me ha hecho sentir que si eres incapaz de dejar a un lado algo material, sólo es porque hay algo sentimental que te une a ello.

Me ha hecho sentir que el no estar segura de algo, es una razón bastante buena para empezar a estarlo.

Me ha hecho sentir que la cosa más tonta en este mundo, puede hacer que empieces a luchar por algo.

Me ha hecho sentir miedo a perder algo que siempre había tenido, justo en el momento en que empezaba a darme cuenta.

Me ha hecho sentir miedo a lo que nunca tuve miedo.

Me ha hecho sentir, esta vez más que nunca, que todo ocurre cuando menos te lo esperas.

Me ha hecho sentir que hay sentimientos tan fuertes que es imposible que se queden atrás en algún momento.

Me ha hecho sentir que puedo volver a creer en todo lo que había dejado de creer hacía tiempo.

Me ha hecho sentir que un solo mes, puede ser mucho tiempo y puede empezar a aclarar millones de cosas.

Me ha hecho sentir que esta vida aun tenía algo mejor previsto para mí… y para alguien más…

No ha sido un verano normal. Ni siquiera ha sido un verano. Será mucho más que eso…

No hay comentarios:

Publicar un comentario