jueves, 29 de septiembre de 2011

Busco pianista

Busco pianista que amenice mis noches. Que se siente y toque para mí, sólo para mí. Que me mire y haga que me derrita con cualquier improvisación de esas que erizan la piel.

Busco pianista que componga para mí mientras yo escribo para él. Que me lea mientras yo lo escucho. Que sienta cada palabra mientras yo siento cada nota.

Busco pianista que acaricie las teclas con dulzura cuando yo me dedique a golpear las mías con furia. Que le ponga una banda sonora a mis días malos para poder así convertirlos en buenos.

Busco pianista que me deje sentarme en su banca y cambiar de teclado por un día, o por dos, o… por todos, que me abrace por detrás y toque con mis manos. Que sepa tocar un beso para mí.

Busco pianista que… busco pianista que se tumbe conmigo a ver las estrellas y me abrace en la cama. Que se cuele en mis sueños. Que me despierte por la mañana con aquel beso que inventó.

Busco pianista que juegue conmigo a imaginar, que juegue conmigo a inventar, que juegue conmigo a soñar. Que le guste leer, tanto como a mí escuchar. Que tome cada escrito y encuentre su melodía perfecta, que me dé melodías para que busque sus escritos.

Busco pianista dispuesto a tocar, dispuesto a sentir, dispuesto a vivir, que le ponga música a cada uno de mis días, que le ponga música a mi vida.

5 comentarios:

  1. Estaba esperando justo este comentario; de hecho me acordé de eso cuando estaba acabando de escribir...

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, Yani :) Te he encontrado, jijiji

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, se me había olvidado pasarte el enlace, pero ya veo que sabes donde buscar ;)
    Y yo pensando que el "anónimo" era un admirador secreto... aunque tú sabes que en el fondo me hace más ilusión que seas tú jijiji.
    Ale! cuando te aburras, ya sabes, aprovecha ahora que estoy en huelga para ponerte al día ;)

    ResponderEliminar