domingo, 18 de septiembre de 2011

Te propongo un juego

Te propongo un juego: juguemos a ser nosotros mismos. Yo soy yo y tú eres tú. Jueguemos a no tener tapaderas, juguemos a ser sinceros; ¿serías capaz?

Juguemos a no escondernos de los demás, a no pensar en el "qué dirán". Juguemos a reirnos cuando nos apetezca, juguemos a hacer lo que en realidad queremos a cada momento, juguemos a llorar cuando nos haga falta, a no reprimir las lagrimas aun cuando el llorar carezca de sentido. Juguemos a quitarnos el disfraz y la coraza.

Juquemos a no asentir a todos cuando nos hablan, sin escucharlos; juguemos a hablar con la gente, a aprender a hablar con las personas. Juguemos a no juzgar a nadie sin conocerlo antes. Juguemos a no contestar solo lo que se nos pregunta para fingir que nos da igual, juguemos a no pasar de lo que realmente nos importa por no hacerselo ver a los demás.

Juguemos a olvidarnos del miedo que nos da lo nuevo, juguemos a darnos cuenta de que nunca lo sabremos todo; juguemos a darle una segunda oportunidad a los que se equivocaron. Juguemos a ser libres, juguemos a no olvidarnos de los demás, a no olvidar historias asi como asi para fingir que nunca tuvieron lugar, juguemos a mirarnos a los ojos y decir lo que sentimos.

Juguemos a saber esperar cuando es necesario, juguemos a no desviar demasiado el camino del destino, juguemos a vivir sin prisas, juguemos a demostrarle a las personas lo que nos importan, juguemos a decir un simple "te quiero" a quien mas cerca tengamos cuando lo necesitamos, juguemos a valorar las "insignificancias" de la vida, juguemos a hacer promesas tontas con mucho valor cuando se cumplen... Juguemos a vivir...

(Octubre 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario