jueves, 31 de mayo de 2012

El tiempo pasa

¿Sabes lo bueno que tiene el paso del tiempo? Que hace que veamos las cosas con cierta distancia. Y esas cosas que pasaron hace mucho ya, dejan de tener la importancia que en su día tuvieron. Aun así, por mucho tiempo que pase y mucha distancia que tomemos, hay días en los que es imposible no recordar que también hubo momentos buenos, aunque fuesen pocos y siempre queden empañados. Creo que son esos mismos días, los que hacen que seas consciente de que hay historias que marcan más que otras, historias que te hacen crecer más o que lo hacen de una forma especial, historias a las que les debes muchas de las cosas buenas y malas que hay en ti. Y es que, el pasado no puede cambiarse; por mucho que lo intentemos, por mucho que lo disfracemos y por mucho que queramos entenderlo de otra forma, llega un día en que no queda más que ser conscientes de las circunstancias y las situaciones que nos tocan o nos tocaron vivir, analizarlas quizá y mirar hacia delante para poder seguir en el punto donde dejamos tantas cosas. Liberar ciertos pasados en la medida de lo posible y continuar el camino sabiendo que será imposible volver atrás y cambiar el curso de las cosas, pero que siempre, absolutamente siempre, puede seguirse adelante. Y así, seguirá pasando el tiempo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario