martes, 10 de julio de 2012

Preguntan por ti

A veces mi habitación me pregunta por ti, por tu olor, por tu sonrisa, por tus caricias.

Las teclas de este ordenador me preguntan por ti, por tu alegría, por tus bromas, por tus ojos.

El despertador me pregunta por ti, por tus mañanas en la cama, por tus bostezos, por tus buenos días.

Mi teléfono me pregunta por ti, por tus llamadas inesperadas, por las que se esperaban, por tus mensajes.

Mi piano me pregunta por ti, por las canciones tocadas pensando en ti, por tu melodía, por las notas de tu voz.

Mi ropa me pregunta por ti, por tus manos, por tus enredos, por tus dedos.

Mi cama me pregunta por ti, por las noches en vela, por los abrazos prohibidos, por tus besos fugitivos, por las horas hablando, por los juegos entre las sábanas, por tus miradas, por tu dedo en mi espalda…

A veces mi habitación me pregunta por ti… y yo aun no sé qué responderle…

No hay comentarios:

Publicar un comentario