lunes, 9 de julio de 2012

Sólo un poco más...

Hoy no quiero hablar de ti, no quiero hablar de mí, sólo quiero hablar de aquello que alguna vez escribí. ¿Recuerdas? Parecía bonito, siempre parecía bonito, siempre lo era. Siempre fue mejor imaginar. Creo que… la imaginación se me gastó de tanto usarla, pero mi cabeza se resiste a cambiar, dice: sólo un poco más… sólo un poco más… sólo hasta que alguna vez sea real, como sea, con quien sea, entonces acabará por sí sólo, pero… sólo un poco más. Un último empujón que refleje todo aquello que nunca me gustó escribir, todo aquello que por alguna razón, hoy escribiría a mayor distancia que otras veces, pero extrañamente cerca.

Sólo un poco más… sólo un poco más… para imaginar palabras (im)posibles, miradas (im)posibles, besos (¿im?)posibles, segundos… bueno, eso. Revivir noches que no ocurrieron, lugares que no existieron, momentos que no fueron, amores que no llegaron.

Sólo un poco más… porque eres la razón por la que hoy me siento extrañamente bien,  por la que hoy me siento extraña…

No hay comentarios:

Publicar un comentario