sábado, 4 de agosto de 2012

Le gustaba


Le gustaba quedarse la noche en vela mirando la luna cuando estaba llena y justo dejaba pasar la luz por su ventana. Le gustaba pasarse las horas muertas buscando estrellas en el cielo y sintiendo el poco aire que solía correr en esta época del año. Le gustaba quedarse pensando en el montón de cosas que podría hacer y en todos aquellos planes que tenía previstos para tener una vida de ensueño, que se esfumaban sin más al llegar la mañana. Les gustaba reírse sin motivo y no borrar la sonrisa de su boca. Le gustaba imaginar que quizá algún día la sonrisa fuese de verdad, porque los pensamientos también fuesen reales. Le gustaba dormirse pensando en él, es posible que pensase que de esa manera soñaría con él y, al día siguiente, todo fuese distinto por una vez… a veces, eso le bastaba. Pero cuando llegaba la mañana, todo se esfumaba, la vida cobraba su sentido de nuevo y otro día comenzaba de la misma manera que el anterior, esperando que llegase la noche y que la luna aun no se hubiese ido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario