viernes, 3 de agosto de 2012

Tu regalo

Hoy voy a regalarte algo que no pienso envolver, ni adornar con un lazo bonito, ni dedicar con palabras que queden para la posteridad. Voy a regalarte algo que ya te regalé más veces, algo que no es nuevo, no es original y mucha más gente sabrá, podrá, querrá regalarte y te regalará. No, hoy no te voy a hacer un regalo especial, ni un regalo que puedas llevar en un bolsillo para que sea tu talismán, ni un regalo que puedas enseñarle a los demás. Tampoco voy a regalarte algo con lo que puedas acordarte de mí cuando lo veas, porque será completamente invisible en su mayoría.Te regalo un apoyo constante, la seguridad de que pase lo que pase, estaré ahí.Te regalo un hombro, ya estés lejos o cerca, para cuando las cosas no marchen como deberían.Te regalo una caja llena de consejos que te daré cuando los pidas y, algunos más que se escaparán cuando no los quieras escuchar.Te regalo un puñado de sonrisas, que espero que alguna vez te alegren el día.Te regalo una broma detrás de otra y… algún momento haciendo el payaso, si no, no sería un regalo mío. Igual algún día te acuerdas y acabas riéndote.Te regalo un baúl compartido, por si tienes secretos que no puedes guardar sólo.Pero sobre todo, te regalo recuerdos, los que ya lo son y los que aún quedan por ser…

No hay comentarios:

Publicar un comentario