martes, 25 de septiembre de 2012

El cóctel perfecto


El cóctel perfecto. Sin más. 

Uno necesita a quien molestar, con quien reír, con quien jugar y con quien pelear. El otro necesita alguien que alimente su ego. 

Uno necesita una historia diferente. El otro necesita contar historias, simplemente.

Uno necesita alguien distinto a la seriedad de la vida, al menos en apariencia. El otro necesita alguien que le explique que la vida no es tal como la pintan y las palabras son polisémicas. 

Uno necesita seguir teniendo 15 años, el otro, alguien que aun los tenga.

Uno necesita soñar con alguien por las noches. El otro, aparecer en los sueños de alguien.

Uno necesita saber que siempre habrá alguien escuchando. El otro, que alguien quiera ser escuchado.

Uno necesita fantasear. El otro, descubrir esa fantasía.

Uno necesita sentir cosquillas en el estómago. El otro, provocarlas.

¿Podrán los papeles darse la vuelta?


Septiembre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario