jueves, 28 de febrero de 2013

Vuelvo

Vuelvo. Al fin. No sé si ha sido mucho tiempo o poco y tampoco sé de qué manera vuelvo, pero vuelvo. 
No sé si vuelvo porque lo echaba de menos, porque justo hoy hace dos meses que lo dejé todo estancado o porque la nieve ha hecho que algo se remueva dentro.
Pretendía encontrarme conmigo misma de nuevo y lo he conseguido a ratos, lo cual ya es más de lo que esperaba; quizá sea la sensación de búsqueda, que engancha igual que la droga. Y es que hay cosas que nunca podrán dejarse...

El aspecto del blog también ha cambiado por completo, por ese ansia de cambio que tengo a todas horas, supongo, y él no iba a librarse. Y si a alguien le interesa el por qué de este aspecto tan sencillo y no otro, sólo diré que siempre es en las cosas sencillas dónde se encuentra lo importante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario